Fotografía de Producto

La fotografía de producto consiste en retratar el producto en solitario, por lo general con un fondo neutro. La finalidad de la fotografía es ser presentada en un catálogo impreso o un sitio web. La edición suele ser sencilla (corregir pequeños defectos del producto, manchas, motas de polvo y equilibrar las luces, sombras, contraste y temperatura de color, todo esto por lo general con un software como photoshop) y el fondo se suele recortar para poder colocar el producto con otro fondo.